domingo, 18 de abril de 2010

cuento indio


Mi amigo abrió el cajón de la mesita de noche de su mujer y sacó un paquetito envuelto en un papel blanco.

- Éste, -dijo- no es un simple paquete, es ropa interior.

Tiró el papel y observó la preciosa seda del conjunto.

- "Lo compró la primera vez que fuimos a New York, hace 8 ó 9 años . . . Nunca lo usó."
Lo guardaba para una ocasión especial. Bien. Creo que ésta es la ocasión adecuada.

Se acercó a la cama y apoyó el conjunto al lado de la ropa que llevaría a la funeraria: su mujer acababa de morir.




Se giró hacia mí y me dijo:
- "nunca guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasión especial."

Todavía pienso cómo me han cambiado la vida estas palabras.








Ahora leo más y limpio menos, me siento en la terraza . . . . . .
. . . y admiro el panorama sin prestar atención a los hierbajos del jardin.


Paso más tiempo con mi familia y con mis amigos, y menos trabajando.


He entendido que la vida es un conjunto de experiencias para gozar, no para sobrevivir.

No guardo nada. Uso los mejores vasos todos los días.


Me pongo el traje nuevo para ir al supermercado si me apetece.


Ya no guardo mi mejor colonia para fiestas especiales, la uso todas las veces que me apetece.

Las frases "Un día . . . " y "uno de estos días . . ." han desaparecido de mi vocabulario.


Si merece la pena hacerlo ahora . . . . . .
¿por qué esperar?

No sé lo que habría hecho la mujer de mi amigo, si hubiese sabido que no estaría aquí mañana.


Creo que habría llamado a sus familiares y sus amigos íntimos;
a lo mejor habría llamado a viejos amigos para disculparse por viejas peleas . . . . . .


Me gusta pensar que habría ido a un restaurante chino . . .
Su preferido.

Son estas pequeñas cosas no hechas las que me molestarían si supiera que tengo las horas contadas.


Molesto porque dejaría de ver a los amigos que vería "uno de estos días" . . . . .


Molesto por no escribir esas cartas que quería escribir "algún día" . . . . .


Molesto y triste porque no dije a mis hermanos y a mis hijos cuánto les quiero . . . . .


Ahora intento no guardar nada que añadiría risa y alegría a nuestras vidas . . . . .


Cada día me digo a mi mismo que éste es un día especial. Cada día, cada hora, cada minuto es especial . . . . .


Desconozco el autor

9 comentarios:

MORGANA dijo...

Porque vivir el ahora cada momento Anjali,es lo que nos hará ser completamente felices...vivirlos plenamente.
besos.

LA CASERA dijo...

ANJALI, COMO TE COMPRENDO Y CUANTO TENGO EN COMUN CONTIGO AL DECIR ¡QUE MARAVILLOSAS SON ESTAS PALABRAS! UN BESITO DESDE EL SUR.

pluvisca dijo...

Por desgracia, nos damos cuenta tarde, solo si tenemos un episodio triste o doloroso, algunos son capaces de valorarlo...

Hay que vivir el presente y saborear las pequeñas cosas...

un abrazo mi niña

Juan Carlos dijo...

Vive cada día como si fuera el ultimo y nunca dejaras nada por hacer. Es algo que intento aplicar a mi vida desde hace tiempo y ahora todavía mas.
Un abrazo Anjali

Carmen dijo...

Ya habia leido antes este cuento. Tiene toda la razón, demasiadas veces posponemos ilusiones, proyectos, sueños... a la espera de un tiempo mejor, pero ¿quién sabe si ese momento llegará o no llegará nunca? Por si acaso, yo lo estreno todo y lo disfruto día a día, porque como dice un refrán : más vale pájaro en mano, que ciento volando.

Un abrazo.

Reflexiones de Emibel dijo...

Este precioso cuento me ha hecho recordar que cada vez que salgo de casa para ir a trabajar, tengo que conducir una larga distancia y siempre pienso "y si no vuelvo" "y si tengo un accidente", me habré ido de este mundo sin haber dicho muchas cosas a mis seres queridos y me faltará el último beso de mi hijo.
Es un pensamiento catatrofista pero tu cuento me lo trajo a la memoria.

emilio dijo...

El primero lo había leido, circula por ahí en PPS, pero que razón tiene, para que dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy.
Y la segunda parte... distinto pero nos lleva a lo mismo, cada día puede ser el DÍA... ese especial, hagamos que todos los días sean especiales no dejando nada de lo importante para después.

Un abrazo.

anjali dijo...

Así es Morgana, esa es la clave.
Besitos

Casera,acordemonos de ponerlas en practica cada día.
Besos.

Pluvisca, eso es lo que nos ciega algunas veces, soñando con llegar a la cima de la montaña y gozarnos con la vista, nos olvidamos de disfrutar del paisaje que nos encontramos mientras escalamos.
Y algunas veces la decepción es que, hay quien no llega a la cima, y se lo ha perdido todo.
Calidos besos.

Juan Carlos, esa es una buena filosofia que deberiamos aplicar todos, disfrutariamos mucho más. Y tú cuidate mucho que tienes un montón de gente a tu alrededor que te quiere y te necesita.
Un abrazo bien fuerte.

Carmen, yo aprendí eso con 15 años, después de un duro revés que me dió la vida. Y desde entonces se me quedó grabado a fuego en la mente VIVE HOY! porque el mañana no existe! se lo puede llevar el destino de un plumazo mientras estas tranquilamente durmiendo....
Un besazo.

Emibel en eso creo que nos parecemos, yo siempre procuro despedirme cuando salen de viaje, o salgo y o cosas así; como si fuera la última vez que nos vieramos.
Pensando si sucediera cualquier cosa, que todo lo que teniamos que decirnos o los besos que queria darles estaban cumplidos.
Un besico apretao.

Emilio a mi me llego todo en un PPS con algunas chorradas más de mandalo......, y me gusto tanto que lo guardé para releerlo alguna vez; y tener presente que no se me olvide actuar de dicho modo.
Un abrazo.

Teresa dijo...

Cada día me digo a mi mismo que éste es un día especial. Cada día, cada hora, cada minuto es especial . . . . .

Besitos Anjali...

AFIRMACIÓN - Paramahansa Yogananda

AFIRMACIÓN - Paramahansa Yogananda
ME INCLINO ANTE EL PADRE ÚNICO INFINITO, QUE SE MANIFIESTA DE DIFERENTE FORMA EN LAS DIVERSAS IGLESIAS Y TEMPLOS, QUE SE HAN ERIGIDO EN SU HONOR. ADORO AL DIOS ÚNICO QUE ESTÁ EN LOS DIFERENTES ALTARES DE TODAS LAS ENSEÑANZAS Y RELIGIONES.

subir . . .
Desde hace tiempo llegan a mi email correos que después de leerlos guardo como un tesoro por su gran contenido en sabiduría

Había decidido abrir este blog de forma personal y reunirlos todos aquí para poderlos releer de vez en cuando, pero creo que es de ser egoista guardar estas joyas para mi sola y no permitir que otros puedan disfrutar de ellas.

Por lo que finalmente, he decidido hacer público el blog, y que cualquiera pueda leer, disfrutar y reflexionar sobre su contenido.

Siempre que los conozca, citaré autores y procedencia. Y repito que, la mayoría, son escritos que me llegaron por email.