poesía



Alfonsina Storni

Ven dolor


Golpéame, dolor! Tu ala de cuervo
bate sobre mi frente y la azucena
de mi alma estremece, que más buena
me sentiré bajo tu golpe acerbo.


Derrámate en mi ser, ponte en mi verbo,
dilúyete en el cauce de mi vena
y arrástrame impasible a la condena
de atarme a tu cadalso como un siervo.


No tengas compasión. ¡Clava tu dardo!
de la sangre que brote yo haré un bardo
que cantará a tu dardo una elegía.


Mi alma ser el cantor y tu aletazo
será el germen caído en el regazo
de la tierra en que brota mi poesía.


          *  *  *  *  *  *  *  *  *  *


Versos a la tristeza de Buenos Aires


Tristes calles derechas, agrisadas e iguales
por donde asoma, a veces, un pedazo de cielo,
sus fachadas oscuras y el asfalto del suelo
me apagaron los tibios sueños primaverales.


Cuánto vagué por ellas, distraída, empapada,
en el vaho grisáceo, lento, que las decora.
De su monotonía mi alma padece ahora.
--Alfonsina-- No llames, ya no respondo a nada.


Si en una de tus casas, Buenos aires, me muero
viendo en días de otoño tu cielo prisionero,
no me será sorpresa la lápida pesada.


Que entre tus calles rectas, untadas de su rió
apagado, brumoso, desolante y sombrío,
cuando vagué por ellas, y estaba yo enterrada.


          *  *  *  *  *  *  *  *  *  *


La invitación amable


Acércate poeta; mi alma es sobria,
de amor no entiende -del amor terreno-
su amor es más altivo y es más bueno.


No pediré los besos de tus labios.
No beberé en tu vaso de cristal,
el vaso es frágil y ama lo inmortal.


Acércate poeta, sin recelos . . .
ofréndame la gracia de tus manos,
no habrá en mi antojo pensamiento vano.


¿Quieres ir a los bosques con un libro,
un libro suave de belleza lleno? . . .
Leer podremos algún trozo ameno.


Pondré en la voz la religión de tu alma,
religión de piedad y de armonía
que hermana en todo con la cuita mía.


Te pediré me cuentes tus amores
y alguna historia que por ser añeja
nos dé el perfume de una rosa vieja.


Yo no te diré nada de mi misma
Porque no tengo flores perfumadas
que pudieran así ser historiadas.


El cofre y urna de mis sueños idos
no se ha de abrir, cesando en su letargo,
para mostrarte su contenido amargo.


Todo lo haré buscando tu alegría
y seré para ti tan bondadosa
como el perfume de la vieja rosa.


La invitación está . . . sincera y noble.
¿Quieres ser mi poeta buen amigo
y solo tu dolor partir conmigo . . . ?


          *  *  *  *  *  *  *  *  *  *


Este libro


Me vienen estas cosas del fondo de la vida:
Acumulando estaba, yo me vuelvo reflejo . . .
Agua continuamente cambiada y removida;
Así como las cosas, es mudable el espejo.


Momentos de la vida aprisionó mi pluma,
Momentos de la vida que se fugaron luego,
Momentos que tuvieron la violencia del fuego
O fueron más livianos que los copos de espuma.


En todos los momentos donde mi ser estuvo,
En todo esto que cambia, en todo esto que muda,
En toda la sustancia que el espejo retuvo,
Sin ropajes, el alma está limpia y desnuda.


Yo no estoy y estoy siempre en mis versos, viajero,
Pero puedes hallarme si por el libro avanzas
Dejando en los umbrales tus fieles balanzas:
Requieren mis jardines piedad de jardinero.


          *  *  *  *  *  *  *  *  *  *


Palabras a mi madre


No las grandes verdades yo te pregunto, que
No las contestarías; solamente investigo
Sí, cuando me gestaste, fue la luna testigo,
Por los oscuros patios en flor, paseándose.


Y si, cuando en tu seno de fervores latinos,
Yo escuchando dormía, un ronco mar sonoro
Te adormeció las noches, y miraste en el oro
Del crepúsculo, hundirse los pájaros marinos.


Porque mi alma es toda fantástica, viajera
Y la envuelve una nube de locura ligera
Cuando la luna nueva sube al cielo azulino.


Y gusta si el mar abre sus fuertes pebeteros.
Arrullada en un claro cantar de marineros
Mirar las grandes aves que pasan sin destino.


          *  *  *  *  *  *  *  *  *  *

AFIRMACIÓN - Paramahansa Yogananda

AFIRMACIÓN - Paramahansa Yogananda
ME INCLINO ANTE EL PADRE ÚNICO INFINITO, QUE SE MANIFIESTA DE DIFERENTE FORMA EN LAS DIVERSAS IGLESIAS Y TEMPLOS, QUE SE HAN ERIGIDO EN SU HONOR. ADORO AL DIOS ÚNICO QUE ESTÁ EN LOS DIFERENTES ALTARES DE TODAS LAS ENSEÑANZAS Y RELIGIONES.

subir . . .
Desde hace tiempo llegan a mi email correos que después de leerlos guardo como un tesoro por su gran contenido en sabiduría

Había decidido abrir este blog de forma personal y reunirlos todos aquí para poderlos releer de vez en cuando, pero creo que es de ser egoista guardar estas joyas para mi sola y no permitir que otros puedan disfrutar de ellas.

Por lo que finalmente, he decidido hacer público el blog, y que cualquiera pueda leer, disfrutar y reflexionar sobre su contenido.

Siempre que los conozca, citaré autores y procedencia. Y repito que, la mayoría, son escritos que me llegaron por email.